sábado, 18 de julio de 2009

Ampliando fronteras de aprendizaje

Una de las áreas de conocimiento a las que más horas estoy dedicando últimamente es la sociología. Debo reconocer que es un ámbito en el que no había profundizado demasiado, más allá de lo estudiado en Derecho, los postgrados en marketing, estudios sobre tendencias, libros actuales sobre el valor de internet, lo 2.0 y demás, ... , pero adentrarme en ella me ha enganchado, lo admito.

El beneficio que estoy obteniendo -desde los primeros momentos, además- repercute extraordinariamente a todos los proyecto de construcción de marca en los que mi equipo y yo estamos enfrascados.

Hasta ahora el planteamiento que venía utilizando tenía que ver más con estrategias estándar de comunicación y diseño, dejando un poco de lado la profunidad de pensamiento orientado a la sociedad, el ser humano y su comportamiento. Espero mejorar así.

Donde más lo estamos apreciando es en la creciente importancia que otorgamos a los estilos de vida y su aplicación práctica a la hora de mejorar los resultados de las compañías -no existe demasiada bibliografía sobre el tema-. Analizar y comprender el funcionamiento profundo de la sociedad, sus grupos, comunidades, idiosincracias, consumos, necesidades, ...

Reconozco que en este proceso de ampliar las miras del conocimiento que aplico en la actividad diaria, también estoy intentando aprender más sobre ciencia y tecnología para construir marcas alrededor de estas disciplinas, especialmente con el fin de crear un modelo de comercialización y comunicación de la innovación.

Y en menor medida, por la intensidad de la profundidad del estudio -el tiempo es finito y mi capacidad limitada- no por su importancia, leer sobre filosofía me está ayudando a replantear la importancia de definir sólidas ideas de base para aquellas marcas sobre las que tenemos influencia -para terceros en Vinomio y las propias en mis otras aventuras empresariales utópicas :-) -

A seguir aprendiendo
C


No hay comentarios:

Publicar un comentario